19 de noviembre de 2023
  • La subvención, dirigida a la provisión de alimentos, se canalizará a través de la Agencia de la ONU para personas refugiadas de Palestina en Oriente Próximo
  • En total, se distribuirán 3.868 raciones entre los colectivos más vulnerables a lo largo de 12 meses

La Consejería de Derechos Sociales y Bienestar, a través de la Agencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo, destinará 118.900 euros para ayudas de emergencia humanitaria al pueblo palestino en la Franja de Gaza. La subvención, autorizada ayer por el Consejo de Gobierno, se canalizará a través de la agencia de la ONU para personas refugiadas de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA, por sus siglas en inglés).

La intervención se enmarca en el llamamiento de emergencia de la UNRWA y tiene como objetivo cubrir las necesidades alimentarias más acuciantes  de la población afectada por la escalada de violencia en Gaza y por los bombardeos del ejército israelí
 
La agencia internacional distribuirá un total de 3.868 raciones o cestas de alimentos a otras tantas personas a lo largo de doce meses, de las cuales 1.973 se entregarán a mujeres. La cesta de alimentos incluye 25 kilos de harina de trigo, 2 kilos de arroz, 1 kilo de garbanzos, 1 litro de aceite, y 0,5 kg de lentejas, leche en polvo y azúcar, aunque debido a la situación de emergencia, los alimentos y cantidades pueden variar para adaptarse a las necesidades y la disponibilidad.

Por el carácter especial de la ayuda, UNRWA priorizará a la población más vulnerable, esto es, personas que viven  en refugios de la agencia de la ONU, que han perdido su hogar o que no cuentan  con medios para poder proveerse de alimentos. Además, los alimentos llegarán a personas  en situación de especial protección como mujeres cabeza de familia, personas con discapacidad o víctimas de violencia de género, entre otras.

UNRWA lleva más de 72 años atendiendo a la población refugiada de Palestina que reside en Gaza a través de la provisión de servicios básicos de salud, educación y servicios sociales. Además, es la única de todas las agencias de la ONU que presta sus servicios directamente a la población refugiada y está acostumbrada a trabajar en contexto de emergencia.

La población palestina es una de las prioridades de la cooperación al desarrollo en Asturias desde hace años, dado que se encuentra en riesgo a causa de conflictos civiles y militares y afronta una crisis de larga duración.

La agencia asturiana desarrolla dos líneas de colaboración ya consolidas, una con UNRWA y la otra  con el Comité de Solidaridad con la Causa Árabe. Además, interviene en proyectos puntuales con otras oenegés. En total, ha destinado 900.000 euros en el periodo 2019-2022.